domingo, 18 de julio de 2010

Recreo

Ella se encuentra sentada sobre la tapa del inodoro, él abrocha su camisa.
Él: ¿Querés más vino?
Ella: No gracias, creo que tomé de más (ríe)
Él: Yo creo que también.
Ella: La paso bien con vos.
Él: Yo la paso mejor.
Ella: ¿Querés más vino?
Él: No, gracias, creo que tomé de más (ríe)
Ella: Yo creo que también.
Él: No siempre termino con mujeres después de haber dado una clase.
Ella: No importa, a mí me pasa lo mismo, nunca termino con mujeres cuando me escapo de una clase.
Él: ¿Querés mas vino?
Ella: ¿Qué haces además de dar clases?
Él: Leo y escribo.
Ella: ¿Poemas?
Él: Si, creo, y otras cosas.
Ella: ¿Historias?
Él: Podría ser.
Ella: Yo canto.
Él: Cantame algo.
Ella: Lo hago cuando me ducho.
Él: Quiero que lo hagas.
Ella se levanta, se dirige a la ducha y abre la canilla.
Ella: ¿Empiezo?
Él: Quiero verte.
Ella: No, prefiero que solo me escuches.
Ella cierra la cortina y queda detrás, él se sienta en la tapa del inodoro.
Ella: Serrat, ¿te gusta Serrat?
Él: Que se yo,creo que si.
Ella: “No hago otra cosa que pensar en ti y no se me ocurre nada, enciendo un cigarrillo y otro más, un día de estos he de plantearme muy seriamente dejar de fumar, con esa tos que me entra al levantarme…”
Él: Quiero verte.
Ella: Estoy cantando, no interrumpas.
Él: Pero no tiene gracia si no te veo.
Ella: Escuchá.
Él: Si, escucho, pero no tiene gracia.
Ella abre la cortina, se seca el pelo, se viste frente a él, se sienta en el piso y prende un cigarrillo. El no deja de mirarla.
Él: Me gustás.
Ella: Vos también.
Él: ¿Querés más vino?
Ella: Bueno, ¿cuándo vas a escribir una historia sobre mí?
Él: Pronto, solo tengo que terminar con unas cosas que estoy haciendo.
Ella: Quiero que esas cosas hablen de mí.
Un instante de silencio, se miran.
Él: ¿Te das cuenta que sos una caprichosa?
Ella: A veces creo que te admiro, ¿querés más vino?
Él: Bueno, seguí cantando, prometo no mirarte.
Ella: ¿me desvisto?
El: Como quieras.
Ella se desviste, abre la canilla, entra a la ducha y cierra la cortina.
Ella: ¿Me ves?
Él: No, ¿vos a mí?
Ella: Tampoco. “No hago otra cosa que pensar en ti, nada me gusta más que hacer canciones pero hoy las musas han pasao de mi…”
Él: Han pasao (ríe)
Ella: Pasao (ríe)

1 comentario:

yama dijo...

aplausos y más aplausos para vos!